musica y salud

Salud y Música: Beneficios de la música sobre el cuerpo y la mente.

De todos es sabido que la música es buena para la salud, pero ¿sabes hasta qué punto?

Reduce la depresión, la ansiedad y el estrés

¿Por qué crees que la mamis cantan a sus bebés para calmarles…?

La música ayuda a liberar endorfinas. Coloquialmente son conocidas como las hormonas de la felicidad: serotonina, que sosiega el estado de ánimo. Y dopaminas responsables del placer y la motivación. Es por eso que los bebés y no tan bebés nos sentimos bien con la música.

¿Sabes ese escalofrío de gustito que te da de vez en cuando y a veces cuando escuchas una canción? Eso es que las dopaminas están haciendo de las suyas…

Reduce el dolor

Las endorfinas también se encargan de contrarrestar la sensación de dolor. Además, puesto que la música es un mecanismo de distracción, ayuda a no sentirse angustiado por el dolor. Por lo tanto, este disminuye. Es una terapia muy frecuente para postoperatorios, partos y dolores crónicos como artrosis, artritis reumatoide, migrañas, dolor de cabeza crónico, fibromialgia, etc…

Mejora la conciliación del sueño

Reduce la actividad cerebral obteniendo un efecto relajante inmediato. Escuchando música evitas el incesable flujo de pensamientos abstractos que pasan por tu cabeza cuando el cuerpo está cansado y comienza a frenar su actividad. Y de todo el mundo es sabido que dormir bien y gozar de buena salud van de la mano.

Hay estudios neurocientíficos que demuestran que la Sonata K448 para dos pianos en Re mayor de Mozart, actúa tan directamente en la actividad cerebral, que es capaz de reducir los ataques de personas que sufren Epilepsia.

Ayuda a mantener y ejercitar la memoria

Puesto que la música se aloja en zonas diferentes del cerebro de las que se alojan el resto de recuerdos, muchas veces somos capaces de recordar la letra de una canción, pero no el nombre de alguien con quien te acabas de encontrar.

Del mismo modo, la música es uno de los agentes externos que activa ambos hemisferios del cerebro a la vez (sobretodo la de Mozart y la música barroca). Esta actividad cerebral maximiza el aprendizaje y la retención de información.

Tan es así, que ya se está utilizando al terapia musical para los enfermos de Alzheimer. Obteniendo muy buenos resultados. Pues la música está directamente ligada a las emociones y estas son una puerta directa a nuestros recuerdos.

Te mantiene en forma

La música entra por nuestro oídos y el ritmo viaja hasta el área motora del cerebro indicándole a esta cuándo debemos movernos. Esta actividad cerebral ayuda a mantener el ritmo y no decaer, aumentando el rendimiento al hacer ejercicio. Además, por ser un mecanismo de distracción, desvía nuestra atención del cansancio, fatiga y/o aburrimiento que a veces provoca hacer ejercicio.

Al mismo tiempo, puesto que la música ayuda a relajarnos, se reduce la tensión muscular y por tanto se mejora la coordinación por lo que es una herramienta perfecta para la recuperación de trastornos del movimiento.

Mejora la circulación

Está demostrado científicamente según un reciente estudio de la Universidad de Meryland que escuchar música activa la segregación de óxido nítrico en nuestro flujo sanguíneo. Esto ayuda a que el diámetro de las venas aumente notablemente y en consecuencia ayuda a prevenir la formación de coágulos de colesterol “malo” en nuestras venas. Esta segregación sucede sólo durante unos pocos segundos. Por lo que el beneficio acumulativo al escuchar música con frecuencia puede mejorar notablemente la circulación.

Es importante que la música a escuchar sea la que te gusta de verdad. No es tanto el tipo de música que escuches, sino el grado de satisfacción que ésta te provoque. ¡¡Afirmando que escuchar música “irritante” puede provocar los mismos efectos en la circulación que ser fumador pasivo!!

Reduce trastornos auditivos

En este caso hay que ir un poquito más allá, pues lo que beneficia en los trastornos auditivos es el aprendizaje de la música.

Los músicos desarrollan habilidades cerebrales que les hacen más capacitados a la hora de detectar, procesar, recordar e identificar sonidos.

A las personas con pérdida auditiva les supone un gran reto el reconocimiento de sonidos en entornos ruidosos, pero con el mismo porcentaje de perdida auditiva, y en un entorno igual de ruidos, un músico no tiene tanta dificultad.

Un buen tratamiento para la pérdida auditiva sería pues el aprendizaje de un instrumento.

……….

En definitiva, salud y música van de la mano…

Podríamos seguir mencionando infinidad de beneficios de la música sobre la salud, pero entonces este artículo no acabaría nunca. No podemos olvidar los beneficios a nivel social. Los beneficios de cantar y los de cantar en coro… Pero bueno, así guardamos material para otro artículo…

En definitiva: con mucha o poca información, lo que nos queda claro es que la música, además de darnos gustito, nos da muchas otras cosas buenas. Así que la conclusión final es que los mas importante es…

#QueSigaLaMusica

Publicado en TODAS.

3 Comentarios

    • Gracias!!
      seguiremos publicando artículos como este para que se sea bien lo importante que es #QueSigaLaMusica. ♪♪

  1. Pingback: Aprender música, ¿merece la pena? - 5 beneficios del estudio musical

Deja un comentario