jazz latino bendita fusion

EL JAZZ LATINO: LA BENDITA FUSIÓN

Hoy es el día internacional del jazz y quiero hacer un recorrido por mi memoria para disfrutar de los recuerdos, que es una hermosa manera de disfrutar de las cosas, las gentes, los acontecimientos, los abrazos, las palabras bonitas y en general de todos los episodios de tu vida, cuando llegas a la edad de la castañuela, que es la edad en la que chasqueamos los dedos cuando no recordamos un nombre o una vivencia. Perdón por la gilipollez.

Voy a lo que voy: al jazz latino. ¿qué por qué le llamo La Bendita Fusión? Pues verás, resulta que estoy convencido de que el planeta entero debería llamarse y ser JAZZLATINO. Luego os explico por qué.

De momento, tal y como he prometido, voy a iniciar el recorrido por mi memoria:

Hace más de cuarenta años que empecé a trabajar en el mundo de la música siendo muy jovencito; no diré el año exacto para que no calcules y me asignes una edad concreta, pues prefiero decir que nací en milnovecientos.com, como decía mi adorada Celia Cruz, y mantener la juventud… juventud que pasa con los años/huellas de vivencias en la piel/cuido mucho más la piel de adentro/que es la que no debe envejecer (Marisela Verena).

Tuve la fortuna de tener un gran éxito como productor discográfico a la primera intentona y mi carrera en el mundo de la música, después de abandonar la de Medicina - cosa que le provocó un gran disgusto a mi viejo, que era médico- se disparó como un cohete, dándome un medio de vida muy cómodo, que me permitió formar una familia y tener una vida muy placentera…hasta que llegó la piratería, y la industria discográfica, en los albores del siglo XXI, se vino abajo.

Me dije entonces que tenía que buscarme un nuevo camino, siempre relacionado con la música que es, desde mi más tierna infancia, mi compañera, mi consuelo, mi luz y mi guía.

Y me puse a recordar, y volví a mi infancia en La Habana y al cerrar los ojos, vi aquel mueble tocadiscos gigante donde mis padres escuchaban sus canciones favoritas y donde había discos LP de artistas del Jazz como Oscar Peterson, Dave Brubeck, Nat King Cole, etc.

Desde que tuve uso de razón me gustaba mucho el jazz y apreciaba de forma apasionada el virtuosismo de los músicos que cultivaban esa especialidad. Más aun: durante los más de 20 años que trabajé en los estudios de CBS Records de Londres, situado muy cerca del Soho londinense, cada vez que terminaba una sesión de grabación de música pop, que era mi especialidad y me proporcionaba mucho éxito, mis pasos nocturnos, antes de regresar al hotel o al apartamento que alquilaba durante las largas temporadas de trabajo en la city, me llevaban casi sin querer a escuchar jazz con una cerveza y una hamburguesa de carne buenísima, en el templo del jazz de Europa: el legendario Club Ronnie´s Scotts. Os recomiendo encarecidamente que si no lo conocéis, no dejéis de hacerlo…es un lugar único que hay que conocer si amas el jazz.

Allí, a finales de los 80 conocí a IRAKERE y desde entonces, ya de forma definitiva, cambió mi vida para siempre: el jazz, unido al ritmo, el calor y la sandunga de mi tierra, ¿qué más podía esperar?.

Me hice adicto al Latin Jazz y hasta que llegó la Caída del Imperio Discográfico, mi música como consumidor (confieso que como profesional no escuchaba por placer el género que me daba de comer), fui devoto del jazz latino y su sumiso adorador. Y lo sigo siendo.

La “caída”, en al 2000, fue lo que me hizo reflexionar y buscar una salida hasta que, al igual que los ratoncitos a los que les escondieron el queso, la encontré y yo también caí… pero caí en la cuenta de que tenia que buscarme los frijoles en el jazz latino, no solo porque podría ser un buen negocio –limitado al pequeño nicho de los aficionados, que no es multitudinario- sino porque, encima, iba a pasármelo en grande; así nació en el 2011, CLAZZ Continental Latin Jazz, el primer Festival de esa especialidad.

Con la ayuda inestimable de Pepe Rivero, extraordinario pianista, y el apoyo incondicional de Luis Cobos, presidente AIE, CLAZZ inició su andadura.

En este año 2020, CLAZZ cumple 10 años y teníamos grandes planes para la celebración en Los Teatros del Canal, su sede habitual, en el mes de junio, junto a nuestro padrino Paquito D´Rivera, sin duda el mejor saxofonista del mundo, cuyo arte conocí por primera vez aquella inolvidable noche en el Ronnie´s, escuchando a IRAKERE, donde Paquito, 30 años más joven, me hizo volar junto a Chucho Valdés, Arturo Sandoval y una banda de súper estrellas.

Pero un virus aristócrata con corona, nos lo va a impedir. A estas alturas, 30 de abril de 2020, la lucha continúa en todo el mundo y solo deseo que podamos volver pronto a vibrar con la perfección de la emoción que proporcionan los maestros del jazz latino.

Sí, el planeta donde vivimos, llamado Tierra, me gustaría que se llamara JAZZLATINO.

Y no solo que se llamara si no que todo él fuera como el jazz latino, donde la fusión impera, donde no importa el origen de la música, si fue creada por un clásico blanco o por un percusionista negro o por un saxofonista “jabao”, o por un pianista chino, o de religión o ideología contraria a la tuya o a sus compañeros miembros de un quinteto… todos se entienden, hablan música, se respetan, tocan DPM y nos hacen felices al resto de los mortales.

Viva por siempre el PLANETA JAZZLATINO!!

Por Oscar Gómez

foto articulo jazz latino

Deja un comentario